30.5.06



(FOTOS : Ap Photo/Lucy Pemoni)
[PIE DE FOTO]


Para el filósofo Platón, el alma preexiste al cuerpo, y después de su unión temporal con él regresa al Mundo Inteligible o Mundo de las Ideas. Esto quiere decir que el alma es inmortal.
Si la unión alma-cuerpo es temporal, quiere decir que dicha unión no es sustancial, sino accidental, de manera que puede sobrevivir a la separación del cuerpo.

De acuerdo con la argumentación platónica, nosotros que vivimos en el Mundo de los Sensible somos reminiscencias que ya una vez se leyeron en el Mundo de las Ideas.

Nuestra sincronía en esta página web no es una coincidencia ni un azar provocado por el caos cotidiano. Ya una vez nos habíamos encontrado en el Topus Uranus.

En estas dos imágenes, unas personas lanzan una linterna al océano. El fuego representa el alma de sus difuntos. Esto, durante la octava ceremonia flotante de Toro-Nagashi, o de La Linterna, que se celebra cada año en Honolulu, Hawaii.

Platón diría que si me gustaron los registros iconográficos fue porque me hicieron recordarme en ellas. Él cree que si me gusta el sabor a café es porque en el Mundo Virtual ya he probado la misma taza de café. Que si me gustaron las fotos de esta ceremonia funeraria es porque en otra reencarnación ya me morí, y ahora lo recuerdo.