31.8.06

Advierte EPR a Gobierno: Si reprimes a la izquierda usaremos las armas



El grupo rebelde mexicano Ejército Popular Revolucionario (EPR) amenazó hoy con alzarse en armas si el gobierno del presidente Vicente Fox reprime los diversos movimientos de protesta de la izquierda surgidos en el país.Un dirigente de este movimiento clandestino, entrevistado por Efe en un lugar de la Sierra de Oaxaca, hizo un llamamiento al Gobierno para que dé una solución pacífica tanto a los reclamos de la izquierda contra la elección presidencial como al conflicto del magisterio en el estado de Oaxaca, en el sur del país.

'Si el Gobierno reprime, va a abrir el movimiento de las armas', sostuvo el dirigente del EPR.Encapuchado y armado, al igual que unos veinte militantes que le acompañaban en el lugar donde se desarrolló la entrevista, el dirigente dijo que Fox pretende reprimir al pueblo mexicano al imponer a su sucesor, el conservador Felipe Calderón.


Agregó que también busca evitar una solución pacífica a la huelga de maestros iniciada en mayo pasado en Oaxaca.Conocido con el apodo de 'José Arturo', este dirigente de uno de los máximos órganos del EPR, Tendencia Democrática, aseguró que el Gobierno busca 'usar a los grupos armados como pretexto para reprimir al pueblo'.

En su opinión, las organizaciones revolucionarias armadas se encuentran en 'tregua' en apoyo de la lucha social y pacífica de diversos sectores de la izquierda.El líder rebelde abogó por promover un pacto social para desconocer al gobierno que según él quiere 'imponer fraudulentamente la ultraderecha', así como para resolver el conflicto de Oaxaca, donde miles de maestros piden la renuncia del gobernador Ulises Ruíz, del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI).


También pidió liberar a los 'presos políticos', como exige el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) que lidera el 'subcomandante Marcos', con quien el EPR dice no tener relación, aunque comparte sus objetivos.La agrupación, a la que la inteligencia militar mexicana se niega a calificar de 'guerrilla' y rechaza que pueda poner en peligro la seguridad nacional, opera fundamentalmente en los estados de Guerrero y Oaxaca, donde existen altos niveles de pobreza.


El EPR se mantiene atento a la presentación del informe de Fox ante el legislativo, mañana, donde temen que se pueda reprimir a manifestantes que apoyan al candidato presidencial de izquierda, Andrés Manuel López Obrador.También temen acciones de las fuerzas del orden en la Convención Nacional Democrática que López Obrador convocó para el 16 de septiembre.A juicio de la agrupación clandestina, en el actual escenario mexicano no hay otro camino que el de las armas para lograr los cambios políticos y la 'total liberación popular'.


El Gobierno considera que la aparición del EPR se produjo el 28 de junio de 1996, cuando hombres armados con fusiles y montados en caballos irrumpieron en un centro turístico de la localidad oaxaqueña de Huatulco, sobre el Pacífico, y abrieron fuego contra instalaciones policiales, lo que dejó 13 muertos.


Aunque en los últimos años se ha limitado a acciones de propaganda, los analistas la consideran la guerrilla más activa en el sur de México, en donde también operan el EZLN y otros grupos.Se desconoce el número de sus militantes, algunos de los cuales están en prisión acusados de diversos delitos.


Antes de la entrevista, Efe pudo comprobar cómo los miembros de esta organización clandestina hicieron un retén en una carretera de Oaxaca para informar a los conductores de sus actos de propaganda contra la elección presidencial.


'Disculpe las molestias -dijo un rebelde encapuchado a uno de los conductores- pero éste es un acto de propaganda armada de varias organizaciones y es una protesta por fraude de Estado y represión contra Oaxaca'.


Los militantes dijeron a los asustados viajeros a los que interceptaban que se trataba de un mensaje contra el Gobierno y no una agresión contra el pueblo mexicano.Aunque se desmarcaron de la Asamblea Popular del Pueblo de Oaxaca (APPO), que encabeza las protestas de maestros, y de la coalición 'Por el bien de todos', que presentó a López Obrador como candidato, aseguraron ser 'parte del pueblo que lucha contra el fraude electoral, contra Calderón y que quiere una solución para Oaxaca'.


'Si el Gobierno federal decide reprimir, cancelará la posibilidad de que el pueblo realice de manera pacífica las transformaciones sociales y abrirá el camino para el accionar contundente de nuestros comandos y unidades militares en el estado de Oaxaca y en otras entidades', advirtieron. (EFE)

---------------------------------------
Lecturas recomendables sobre el tema:


1.- La capital de Oaxaca se ha convertido en un centro de entrenamiento ideal para las guerrillas urbanas

2.- Los mercenarios de Ulises

1 comentario:

Hada Verde dijo...

A este gobierno le han faltado..... pantalones, que lástima dejar caer al País de esta forma.